7 consejos para el mantenimiento de UPS

Tu sistema de suministro de energía ininterrumpible (UPS) es la primera línea de defensa de tu negocio contra las variaciones de energía: picos, caídas, etc. Debido a que miles de dólares (o mucho más) de equipos de TI dependen de una fuente de alimentación limpia, resulta imposible darse el lujo de esperar a que surjan problemas en tu sistema UPS antes de tomar medidas: el mantenimiento preventivo es crítico para el tiempo de actividad y para proteger la electrónica sensible .

Alrededor de dos tercios de los tiempos muertos por fallas se pueden prevenir, y el mantenimiento insuficiente es una de las principales causas de los mismos. Es posible que no puedas hacer mucho con respecto a ataques maliciosos, fallas por parte de los proveedores de servicios y fallas imprevistas de los equipos, pero puedes tomar medidas para garantizar que se frustran muchos posibles eventos de este tipo. El mantenimiento preventivo abarca toda la gama de sistemas eléctricos y electrónicos de tu negocio, y cada sistema tiene sus propias necesidades. En el caso del sistema UPS, aquí hay varios consejos (sin un orden en particular) para ayudar a garantizar que las fluctuaciones de energía no amenacen tus equipos de TI.

Consejos para el mantenimiento preventivo del UPS

  1. Poner la seguridad primero. La vida y las extremidades siempre deben superar el factor económico. Cuando se trata de energía eléctrica, siempre puedes estar a un pequeño error de lesiones graves o la muerte. Por lo tanto, cuando trabajes con UPS (o cualquier sistema eléctrico), asegúrate de que la seguridad sea una prioridad: eso incluye observar las recomendaciones del fabricante, prestar atención a los detalles de implementación peculiares en las instalaciones y seguir las pautas de seguridad estándar. Si no estás seguro de algún aspecto de tu sistema UPS o de cómo mantenerlo o repararlo, siempre puedes contar con Dataglobal para obtener asesoramiento especializado.
  2. Programa el mantenimiento y mantiénelo. El mantenimiento preventivo no debería ser algo a lo que simplemente «te enfrentarás», particularmente dados los costos potenciales del tiempo de inactividad que puede generar una falla imprevista. Para tu UPS, debes programar actividades de mantenimiento regulares (anuales, semestrales o en cualquier período de tiempo) y seguir ese cronograma. Eso incluye mantener un registro escrito (en papel o electrónico) que enumere las próximas actividades de mantenimiento y si se realizó el mantenimiento anterior o cuándo.
  3. Mantén registros detallados. Además de programar el mantenimiento, también debes mantener registros de los tipos de mantenimiento realizados (por ejemplo, limpieza, reparación o reemplazo de ciertos componentes) y el estado del equipo durante la inspección. Hacer un seguimiento de los costos también puede ser beneficioso cuando necesitas dar evidencia de que unos pocos dólares en costos de mantenimiento superan a miles o millones en costos de tiempo de inactividad por fallas imprevistas. Una lista de verificación de tareas, como inspeccionar las baterías en busca de corrosión, buscar un par excesivo en los cables de conexión, etc., ayuda a mantener un enfoque ordenado. Toda esta documentación puede ayudar al planificar el reemplazo del equipo o la reparación no programada y a solucionar problemas del UPS. Además de mantener registros, asegúrate de mantenerlos consistentemente en un lugar accesible y conocido.
  4. Realizar inspecciones periódicas. Gran parte de lo anterior puede aplicarse a casi cualquier componente de tus sistemas eléctricos o elctrónicos: hacer cumplir la seguridad, programar el mantenimiento y mantener buenos registros son prácticas excelentes, independientemente del contexto de tu negocio. Sin embargo, para los UPS en particular, algunas tareas pueden y deben ser realizadas regularmente por el personal (que debe familiarizarse con al menos los conceptos básicos del funcionamiento del mismo). Algunas tareas importantes de mantenimiento del UPS incluyen las siguientes:
  • Inspecciona visualmente el área alrededor del UPS y el equipo de batería (u otro equipo de almacenamiento de energía) en busca de obstrucciones y enfriamiento adecuado.
  • Asegúrate de que no se hayan registrado anomalías operativas o advertencias en el panel del UPS, como una sobrecarga o una batería cerca de la descarga.
  • Mira por encima de las baterías en busca de signos de corrosión u otros defectos.
  • Consulta la documentación del fabricante para obtener pautas y recomendaciones para tu equipo específico. Debes realizar tareas de mantenimiento (o contratar profesionales para que lo hagan) con la frecuencia que el fabricante recomienda como mínimo; sin embargo, en algunos casos, con mayor frecuencia puede ser mejor.
  • Es importante reconocer que los componentes del UPS fallarán. Esto puede parecer obvio: cualquier cosa con una probabilidad finita de falla eventualmente fallará. «Los componentes críticos [del UPS], como las baterías y los condensadores, se desgastan por el uso normal», por lo que incluso si tu empresa provee energía perfecta, tu sala de UPS está perfectamente limpia y consistentemente a la temperatura adecuada, y todo funciona de manera ideal, los componentes seguirán fallando . Tu sistema UPS requiere indefectiblemente mantenimiento.
  • Ten en claro quién llamar cuando necesites servicio o mantenimiento no programado. Durante las inspecciones diarias o semanales, pueden surgir problemas que tal vez no puedan esperar hasta el próximo mantenimiento programado. En estos casos, saber a quién llamar puede ahorrarte mucho estrés. Es por ello que desde Dataglobal brindamos guardias 24/7 y contratos de mantenimiento preventivo que le brindan la tranquilidad necesaria, respaldados por más de 10 años de experiencia en reparación y mantenimiento de UPS, además de ser partner de las principales marcas del mercado.
  • Evita el caos y asigna tareas. «¿No se suponía que debías comprobar eso la semana pasada?» «No, pensé que era esta semana». Evita este desastre: asegúrate de que el personal apropiado conozca sus responsabilidades cuando se trata del mantenimiento del UPS o contrata un proveedor adecuado que se asegure de conocer el estado actual de sus UPS.

Muchas veces es mejor dejar muchos de los detalles del mantenimiento de UPS a quienes conocen los UPS en general y, lo que es más importante, que sepan qué tipo de UPS deben implementar en particular. Una vez más, la seguridad es crítica: los voltajes dentro de un sistema UPS están en niveles letales, por lo que es mejor gastar unos pocos pesos contratando a un profesional que arriesgar vidas (y, en segundo lugar, tiempo de inactividad). El mantenimiento preventivo es crítico para todos los aspectos de su negocio, por lo que muchos de los consejos anteriores pueden aplicarse ampliamente, pero el sistema UPS requiere una atención particular porque es el garante a corto plazo de un flujo de energía limpio y constante a su equipo de TI. El mantenimiento regular y programado puede pagarse fácilmente por sí mismo al evitar eventos de inactividad imprevistos gracias a fallas de la batería o del condensador, filtros de aire obstruidos, relés soldados e incluso firmware obsoleto. Tomar algunos pasos organizados y deliberados ahora para implementar un programa de mantenimiento preventivo puede ahorrar muchos dolores de cabeza de UPS más adelante.

Esto también puede interesarte

Menú
Abrir chat
¿Necesitás ayuda?
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?